13751914_ml_reviselasopcionesdecompra_grande

Comprar vivienda usada

Comprar una vivienda usada puede resultar más económico, por ejemplo cuando el sector ya está muy urbanizado y se consiguen pocas construcciones, es interesante la opción de comprar un inmueble de 10 ó 15 años y remodelarlo a su gusto.

Un inmueble con 2 ó 4 años de uso, puede conseguirse en muy buen estado por un precio inferior a uno nuevo.

Aunque al comprar usado consiga un mejor precio, debe estar preparado para otros gastos que puede tener debido al uso del inmueble. La recomendación es que revise muy bien el estado de la vivienda y en lo posible lo vea vacío para poder hacer una buena inspección.

Las viviendas de construcciones muy antiguas no se ajustan a las normas de calidad exigidas actualmente a los constructores, razón por la cual pueden presentar problemas graves de estructura que podrían acarrear elevados gastos de reparación. En caso de propiedad horizontal, puede consultar con el administrador del conjunto o edificio sobre estas situaciones.

Revise el estado de las puertas, ventanas, pintura, instalación de los muebles de cocina y baños, instalaciones eléctricas e hidráulicas, estado de los tapetes y pisos de madera si los tuviera. Verifique que no haya señales de humedades o filtraciones en techos y paredes.

 

Vivienda nueva 

Revise que la obra en proceso de ejecución tenga una valla informativa en la que se identifiquen los nombres de la empresa constructora y del proyecto, la curaduría urbana que expide la licencia y el área, entre otros datos de interés.

Defina claramente con la constructora los acabados del inmueble y qué cosas ofrecen con costo adicional, así mismo pregunte acerca de la garantía que tendrá sobre la construcción en general.