38360478_ml_interna

Son inmuebles en edificios o conjuntos cerrados, cuya característica principal es la de compartir zonas comunes, como por ejemplo pasillos, garajes, zonas verdes o de recreación, los ascensores, las escaleras, zonas de basuras y en general todos los sitios que tengan que utilizar las personas que vivan allí.

Si compra un inmueble sometido a Propiedad Horizontal, no solo está comprando una propiedad privada, es decir, la casa o el apartamento, sino también una propiedad común.

Los propietarios tienen derechos y obligaciones dispuestas en el Reglamento de Propiedad Horizontal, donde se relacionan también las reglas de convivencia.

Las ventajas de la propiedad horizontal son:

  • Vigilancia exclusiva, lo que ofrece un mayor grado de seguridad. 
  • Los gastos de mantenimiento, limpieza y obras de remodelación de las zonas comunes son asumidas por todos los copropietarios. 
  • Si tiene algún problema relacionado con la construcción en las áreas comunes, como por ejemplo una gotera, la administración se encargará del problema y el costo será asumido por la copropiedad. 
  • Zonas comunes que presten servicios adicionales para el bienestar de la familia.

Estas ventajas tienen un precio y están representadas en: la cuota de administración que establecen los copropietarios de acuerdo con los gastos que se generen, la cual debe pagarse puntualmente para evitar afectar negativamente las finanzas de la copropiedad o el mantenimiento de la construcción.

Antes de comprar, hable con el administrador y averigüe como se encuentra el estado de cuenta de los residentes. Si es posible, solicite una copia del último informe de la reunión de copropietarios. El no pago de la cuota por parte de los copropietarios sumado a una deficiente gestión de cobranza por parte de la administración, puede afectar su inversión.

Si decide comprar una de estas propiedades, es imprescindible incluir la cuota de administración dentro de su presupuesto mensual, fallar en los pagos además de perjudicar a la copropiedad le implicará cartas o llamadas de cobro y en casos extremos puede ser requerido a pagar mediante embargo.