Que lo despidan de su empleo es sin duda una situación muy difícil, que puede cambiarle la vida de un momento a otro, que le genera incertidumbre sobre su futuro y el de su familia y preocupación, por supuesto, porque ya no recibe un ingreso mensual y lo único que llega mes a mes son las cuentas por pagar. Ahora imagínese si pasan los días, semanas y meses y no consigue un nuevo empleo, se le empieza a acabar el dinero que tenía ahorrado, o el de la liquidación, sus finanzas ya están en cuidados intensivos y la oportunidad de un nuevo trabajo aún no llega.

Desde Saber Más Ser Más le recordamos que todo es pasajero, que esta situación complicada no será la excepción y le damos algunas recomendaciones para reducir los gastos, conseguir ingresos y así administrar el dinero (que puede escasear más y más con el paso del tiempo) mientras está desempleado. 

Recomendaciones para reducir gastos

  • Presupuesto de supervivencia: Registrar sus gastos es importante en todo momento para mantener un control y sobre todo detectar en qué está gastando y en qué lo hace más de lo debido, pero en este caso es indispensable porque más que nunca necesita encontrar alternativas eficientes y sobre todo a bajo costo, entre más rápido lo haga mejor.

No debe ser un presupuesto habitual, como el que hacía cuando tenía su ingreso fijo, donde una compra impulsiva era posible, ahorita debe apretarse el cinturón y pensar solo en lo indispensable (comida y techo, primordiales).

Puede por ejemplo, reducir algún servicio que no necesita para vivir (cable, gimnasio), buscar alternativas de diversión a bajo costo como eventos gratuitos, no usar tanto el carro o el transporte público y recurrir a la bicicleta, si vive en arriendo considerar opciones como compartir el apartamento.

  • Huya de los préstamos, evite las deudas: No incremente sus obligaciones, no es buena idea vivir del crédito mientras está en situación de desempleo porque no sabemos por cuánto tiempo va a estar sin el ingreso y, mientras tanto, la deuda puede subir y subir hasta que se vuelva impagable, y ahora en ese punto se le suma otro dolor de cabeza.

Si ya tenía deudas lo que puede hacer es intentar renegociarlas, busque rediferir o aumentar el plazo con sus acreedores, mientras utiliza el dinero que consigue para sanar sus necesidades básicas.

Recomendaciones para conseguir ingresos

  • Puede venir algo mejor: Es obvio, pero hay que decirlo, debe buscar un nuevo trabajo, no es recomendable decir “la otra semana empiezo a mirar” pues buscar empleo es un trabajo a tiempo completo y requiere de mucha disciplina. Recuerde también que no exclusivamente significa mandar hojas de vida a todo lado, puede hacer trabajos un poco menos tradicionales mientras le sale la oportunidad que busca, como comprar y vender cosas, o sus cosas, o freelancear, hacer consultorías o, incluso si tiene la posibilidad, emprender.

Aproveche el tiempo ‘libre’ estudiando o haciendo actividades que lo ayuden a ser mejor profesional o a desarrollar de mejor forma su oficio, esto le puede servir para complementar su hoja de vida.

  • El seguro de desempleo es una opción: Mientras atraviesa y supera esta crisis, el seguro de desempleo puede ayudarle. El Mecanismo de Protección al Cesante garantiza que la persona que pierda su empleo mantenga por un periodo el acceso a salud y el ahorro para su pensión y reciba, también, el pago de la cuota monetaria del subsidio familiar, entre otros beneficios.

Recuerde que esta ayuda es por un tiempo que puede ser menor al tiempo que tarde en encontrar un nuevo empleo, pero de todas formas es una medida que le resta una que otra preocupación.

  • Sus bienes pueden aliviar sus males: Si la situación se complica, el tiempo pasa y pasa, las necesidades, deudas y problemas aumentan una opción puede ser liquidar alguno de sus bienes, pues por el momento necesita el efectivo para sobrellevar la crisis. Puede considerar, por ejemplo, el que más le cueste mantener, o uno pequeño, pero que le permita solucionar, al menos momentáneamente, sus problemas. Si se decide por esta opción trate de ser muy juicioso con el dinero, recuerde que sigue estando en un presupuesto de supervivencia.

Sabemos que las angustias no van a cesar hasta que su situación se normalice, pero respire e intente mantener el control de lo que piensa, de lo que hace y de su dinero, solo así superará este momento complejo, y habrá salido con muchos aprendizajes que lo harán mejor profesional y mejor persona.

 

Otros artículos que le podrían interesar:

¿Cómo funciona el seguro de desempleo en Colombia?

¿Cómo conseguir un empleo exitoso?

 

 

 

 

 

¿Te pareció útil este articulo?