17051652_ml_imageninterna

Bibiana quiso cumplir su sueño de tener vivienda. Escogió un apartamento de 100 millones de pesos y en la constructora le explicaron que necesitaría 30 millones como cuota inicial y 70 millones de crédito, al revisar sus ingresos vieron que era posible obtener el crédito con su salario. Como sólo disponía de cinco millones en ahorros, vendió su carro y pidió a una amiga prestados 7 millones, con el compromiso de pagarle $500.000 mensuales más los intereses.

Al recibir su apartamento, Bibiana debió incurrir en los gastos de instalación: cortinas, rejas, muebles, electrodomésticos etc. los cuales adquirió con cheques posfechados, para mayor comodidad.

Poco tiempo después, Bibiana se encontró pagando cuotas mensuales por aproximadamente el 60% de su salario más los gastos de servicios, administración y televisión por cable. Bibiana ahora se encuentra preocupada, por que ha dejado de ahorrar y cree que el mes entrante no podrá pagarle a su amiga.

 

¿Cuál fue el principal error de Bibiana?

1. No negociar un plazo más largo con su amiga (Incorrecto. Aunque pagar un menor valor podría ayudarle, aún tiene los compromisos de los electrodomésticos, el crédito hipotecario etc. y ante emergencias incumplirá con las obligaciones). 

2. Tomar demasiados créditos al tiempo (Correcto).     

 

Consulte: ¿Cómo calcular su disponible para la cuota inicial?