¡Que no cunda el pánico! Si por alguna razón o motivo en especial se empieza a ver en aprietos con el pago de sus obligaciones financieras, no se preocupe, recuerde que tiene la posibilidad de unificar sus deudas bajo unas condiciones especiales. Conozca de qué se trata esta alternativa. 

9725484_ml_interna

Según la situación que esté viviendo, usted puede acogerse a cuatro alternativas: rediferir los plazos de su deuda, refinanciar las condiciones de su crédito, reestructurar sus deudas y convertirlas en una sola, o solicitar la compra de cartera para trasladar el saldo total o parcial que tenga con su entidad financiera a otra.

Al reestructurar toma las deudas que usted posee con varios productos financieros, las unifica y las convierte en un solo crédito, esto implica nuevas condiciones en cuanto a plazo y tasa de interés. Para hacerlo realidad debe acercarse a su banco y concertar estas modificaciones, previo al incumplimiento de cualquiera de los términos pactados inicialmente.

¿Qué ventajas recibe a cambio?

-Anticiparse a un evento de incumplimiento.
-Evitar el pago de intereses por mora.
-Distribuir la deuda de tal forma que se ajuste a su actual capacidad de pago, mejorando su flujo de efectivo y su respuesta de pago ante este y el resto de sus compromisos económicos no financieros.

Recuerde:

  1. Solo aplica para los créditos vigentes y no vencidos.
  2. Su calificación en las centrales de riesgo bajará y será reportado con la marcación de “normalizaciones”.
  3. Informar su intención de reestructurar sus deudas con por lo menos 20 días de anticipación.

Cabe aclarar que la reestructuración es una de las últimas alternativas que debe considerar para replantear la forma de pago de su deuda, es recomendable que primero analice métodos más sencillos como rediferir o refinanciar obligaciones financieras.

 

Saber Más, Ser Más le recuerda:

Las entidades financieras NO están obligadas a llegar a un acuerdo de renegociación de su deuda y si este no se logra, en caso de mora se causarán y cobrarán los intereses correspondientes, y se efectuarán los demás cobros que hayan sido suspendidos.

• Así como los intereses de mora, los gastos de cobranza son asumidos cuando usted incumple con la obligación que adquirió con la entidad financiera. Se generan cuando el banco debe contratar una firma de cobranzas para que le recuerde el compromiso que tiene con la entidad financiera.

• La recomendación es endeudarse con sensatez y responsabilidad y tener claro desde el inicio que los acuerdos de pago no son algo con lo que se pueda contar como garantizado.