43945875_ml_internaSi por estar pagando deudas ha perdido la liquidez para cubrir su día a día, puede ser el momento de evaluar estrategias para disminuir el costo financiero de las mismas. Saber Más, Ser Más, en alianza con Datacrédito, le traen esta serie de recomendaciones para evaluar una posible compra de cartera y determinar si es lo que más le conviene.

 

¿Qué es una compra de cartera?

Una compra de cartera ocurre cuando un banco le ofrece unificar sus deudas actuales en otro préstamo consolidado con menores tasas de interés. El resultado que se busca es que el pago del nuevo préstamo consolidado sea menor a la suma de los otros créditos o que pueda pagar todos sus créditos más rápido.

Sin embargo, la tasa de interés no es el único factor que usted debe tener en cuenta, también debe evaluar otras variables que son determinantes para entender lo que está haciendo con sus finanzas personales mediante una compra de cartera:

 

  • El plazo al que su deuda será diferida. Si reduce el plazo no se reducirán los pagos mensuales, pero sí acabará pagando sus deudas más rápido. Si puede hacerlo, eso le beneficiará mucho, pues lo mejor es no tener deudas financieras para no pagar costos de interés.
  • Las condiciones y requisitos que el banco tiene. Los posibles cargos adicionales, como costos por el estudio de crédito, costo de los seguros asociados a la deuda e incluso que tan flexible es el banco en el momento de refinanciar una deuda.
  • Los términos del contrato que está firmando. Asegúrese de entender todos los aspectos de la oferta.

 

Le recomendamos visitar las herramientas de midatacredito.com que le resultarán útiles para saber si le es viable o no hacer una compra de cartera: los simuladores de cuota, duración y máximo del préstamo. Con estos simuladores usted podrá comparar las tasas de interés y los plazos de pago (sin dejar a un lado los cargos adicionales ya mencionados) para decidir si esta es una buena opción para usted.